Abscesos Hepáticos (Piogeno y Amebiano)

¿Qué son los abscesos hepáticos?

Los abscesos hepáticos son una patología caracterizada por la colección de pus en el hígado, secundario a procesos infecciosos que generan la destrucción del parénquima y el estroma hepático.

Los abscesos hepáticos se dividen en dos tipos:

  •  Absceso Hepático piógeno y absceso hepático amebiano.

A continuación, vamos a hablar de cada uno de ellos:

Absceso Piógeno

Son las múltiples colecciones de pus (Principal diferencia con los abscesos amebianos) en el parénquima y estroma hepático, que se generan secundario a procesos de tipo infección bacteriana.
Esta es una patología que se presenta mas en hombres que en mujeres con alta incidencia en personas mayores de 80 años, asociado a pacientes con diabetes, Enfermedad Renal Crónica, Pneumonia y cancer.

Etiología

La mayoría de los abscesos hepáticos piógenos son de origen polimicrobiano, y los gérmenes que más se aíslan son los siguientes:

  •  Escherichia coli
  •  Klebsiella
  •  Proteus
  •  Pseudomonas
  •  Streptococcus (milleri)

Fisiopatología

La infección puede llegar por cuatro vías al hígado para que se pueda generar el absceso

Arterial (Meningitis, Otitis, Pericarditis)

Venosa (Vía porta secundario a apendicitis o diverticulitis)

La apendicitis puede generar la pileflebitis y puede progresar a la infección hepática con abscesos múltiples.

Conducto Biliar (Colangitis ascendente, estenosis biliar, litiasis, anastomosis bilientericas)

Contigüidad (Colecistitis, peritonitis)

Traumático: Trauma Abdominal, Quimioembolización, inyección percutánea de etanol, ablación por radiofrecuencia.

Criptogenica: es la menos frecuente

Clínica

La presentación clínica tiene mucho que ver con la enfermedad subyacente, por ejemplo, una apendicitis, una diverticulitis etc. Pero los síntomas más frecuentes son:

    •  Fiebre Aguda
    •  Dolor en Hipocondrio Derecho
    •  Vomito
    •  Anorexia
    •  Hepatomegalia 50%
    •  Ictericia 30% (este puede ser un marcador de una sepsis severa, o la presencia de una infección localizada en el árbol biliar como lo es una colangitis)
  •  Ascitis 20%

Exámenes de Laboratorio

    • Cuadro Hemático (Leucocitosis)
    •  Pruebas de función hepática
      • Aumento de la Fosfatasa alcalina
    •  Ecografía: Puede detectar absceso de hasta 1 cm.
    •  Tomografía Axial Computarizada de Abdomen es el Gold estándar
  •  La Resonancia Magnética tiene un rol limitado y puede servir para la evaluación del árbol biliar

Tratamiento

Para el manejo del absceso piógeno lo primero que se debe manejar es la causa subyacente, luego se debe realizar el drenaje de los abscesos sea por medio percutáneo o quirúrgico de la mayor cantidad de abscesos o por lo menos de los mas grandes e iniciar antibioticoterapia de amplio espectro.

Abscesos Amebianos

Esta es la manifestación mas frecuente de la amebiasis extraintestinal, el mayor número de casos se da en las personas que viajan a los sectores endémicos (África, México, Centroamérica y Sudamérica), este al igual que el absceso hepático piógeno se da con mas frecuencia en el sexo masculino, en una relación 10 a 1 y es demasiado raro en niños o adulto joven. Se caracteriza en la mayoría de los casos en ser 1 sola colección de pus blanquecina.

Factores de riesgo

Vivir en sectores endémicos, pacientes inmunosurpimidos.
Los que generan más riego a esta entidad son pacientes con: Diabetes Mellitus, desnutridos, alcohólicos y personas con Cáncer

Clínica

Dolor en el cuadrante superior derecho, la fiebre y las náuseas.
Al examen físico los pacientes presentan hepatomegalia, y hepatodinia.

Laboratorios

Se debe realizar:

  •  Cuadro Hemático (BiometriaHematica) lo cuales se presentan leucocitosis.
  •  Perfil Hepático (Tiene una marcada elevación de la fosfatasa alcalina sin relación a las transaminasas)
  •  Ecografía: en general se observa una sola colección
  •  TAC: Prueba de Oro

Tratamiento

Metronidazol es la primera elección

  •  750mg Dia VO, por 7 a 10 días

Segunda elección

  • Tinidazol

Se observa respuesta en las primeras 96 horas.
Se recomienda seguir el tratamiento con amebicida intraluminal: iodoquinol 605mg VO por 20 días

En cuanto al drenaje solo se encuentra indicado cuando el paciente solo tiene respuesta al tratamiento farmacológico en las primeras 72 horas.

Bibliografía

  • Maria Rodriguez Ortega, B. M. (2016). Manual CTO de Medicina y Cirugia ENARM-México (2 ed.). Madrid: CTO Editorial.